El régimen permanente de los cuerpos y el peligro de la obesidad son armas de distracción masiva que nos vende día a día la industria de la dieta. La salud viene en todos los talles y tamaños. Basta de patologizar la gordura y disfrazar de salud pública el odio a las corporalidades disidentes. A la mierda con tu policía de los cuerpos.
(ilustración: Kara Passey)

El régimen permanente de los cuerpos y el peligro de la obesidad son armas de distracción masiva que nos vende día a día la industria de la dieta. La salud viene en todos los talles y tamaños. Basta de patologizar la gordura y disfrazar de salud pública el odio a las corporalidades disidentes. A la mierda con tu policía de los cuerpos.

(ilustración: Kara Passey)

32 notas 

Todo es tu problema, gorditx.

por Laura Contrera

Las reglas pudorosas del mundo me señalan el adecuado manejo de mi subordinación silente.valeria flores-Deslenguada

Desde hace unos días, varias personas me llamaron la atención sobre la fanpage de facebook  “El gordo”, que cuenta con más de 123.000 miembrxs a la fecha. En la página se suben imágenes y leyendas que, de forma humorística -dicen-, se refieren a las costumbres alimentarias del genérico “El gordo”. Como ejemplo, va la imagen que acompaña esta nota. En la información se lee que se trata de “un homenaje. Porque ser gordo no se lleva en el cuerpo, se lleva en el alma”.  Pero parece ser que, a pesar de la gran cantidad de fans, algunxs no encontraron graciosa la propuesta, sino más bien discriminatoria. Así, se lee en un post de lxs administradores lo siguiente: “Gordos queridos! Antes que nada les queremos agradecer por el rápido crecimiento de ésta fanpage, sin ustedes no sería lo que es. Entre tantos mensajes de apoyo, cariño y frases que nos mandan nos encontramos también con un par de personas que no llegaron a entender el mensaje que queremos transmitir y lo confunden o tergiversan con que ésta comunidad se burla y quiere poner en ridículo a las personas con sobrepeso. Aunque la mayoría entendió perfectamente que para nosotros ser “gordos” es simplemente un sentimiento que llevamos con orgullo la gente que disfrutamos de comer, nos vemos obligados a hacer esta aclaración para aquellos que nos acusan de fomentar la discriminación. Sabemos que es gente carente de sentido del humor y su meta en la vida es denunciar pelotudeces, pero por suerte se pierde entre la cantidad de amor gordo que recibimos. Aclarado esto, les mandamos un besote y vamos a seguir haciendo crecer la página. Gracias por el aguante”. En los comentarios de adhesión al espíritu de “El gordo” muchxs hacen referencia a su propio estado físico: “Yo soy flacx, pero gordx de alma” parece ser el lema más recurrente, aunque no faltan lxs que se asumen gordxs de cuerpo y mente.

Más allá de que muchxs encuentren diversión en las frases de “El gordo”, yo tengo un par de cuestionamientos con la propuesta. El problema es que, según lxs administradores, si no estoy de acuerdo con las humoradas que despliegan en su comunidad el problema es mío: no tengo sentido del humor y mi meta en la vida es denunciar pelotudeces, parece. En fin, resulto ser una gorda mala onda. Pero con un par de argumentos bajo el brazo. El primero tiene que ver con el uso del humor para legitimar aseveraciones fóbicas respecto de grupos discriminados. En el caso es complejo, porque lxs propixs integrantes de la comunidad “El gordo” se reivindican como tales. Pero si lo pensamos mejor, la complejidad es aparente: la comunidad de “El gordo” es “gorda de alma”, esto es, le gusta comer, no tener eso que llaman eufemísticamente “sobrepeso”. Por un lado es problemática la asociación de gordura y alimentación: no todas las personas engordan por comer mucho o comer alimentos “nocivos” o de mala calidad nutricional. Pero aún más problemática resulta la idea de ser “gordx de alma”. Qué quieren que les diga, para mí es lo mismo que decir ” negrx de alma” para sortear -muy poco elegantemente- la propensión a llamar “negrx” a todo ser de clase baja, pobre, de pocos modales, vulgar o “grasa” que se cruza por el camino del estereotipo blancx-hetero-clase media que es plaga en las redes y en las calles. En fin, como dice un amigo, seguro que lxs administradores y fans creen que no están agrediendo ni discriminando a nadie, pero lo cierto es que sí lo hacen. El problema es que no pueden verlo. La gordofobia está tan internalizada en la sociedad que los comentarios y chistes de baja intensidad que aluden a las personas gordas o a sus presuntas costumbres vergonzantes son tolerados y replicados sin que nadie advierta su poder injuriante. Porque en esta sociedad tener un cuerpo gordo no es simplemente poseer más tejido adiposo o grasa que un promedio (discutible), sino que está asociado a la enfermedad, la pereza y lo poco deseable. Ser gordx es algo más que portar un alma poco afecta a resistirse a los placeres de la mesa: ser gordx es ser un cuerpo siempre disponible para la mirada y la censura ajena. Eso significa que cada día de tu vida alguien se va a creer con derecho a juzgar tu mera presencia en la tierra, a atribuirte comportamientos y estados de ánimo y salud con total ligereza, a señalarte como defectuosx, sin que importe en nada lo que tengas para decir al respecto. Y es por eso que me animo a hablar de la página “El gordo”, a pesar de la censura previa que me imponen sus administradores y fans. La intolerancia y la fobia a la gordura, incluso cuando se disfrazan con buenas intenciones y aspiraciones gourmet, merecen ser puestas en cuestión colectivamente.

3 notas 

karapassey:

I couldn’t think of a comic to write today, so I taught myself how to make a .gif instead.

Kara Passey

karapassey:

I couldn’t think of a comic to write today, so I taught myself how to make a .gif instead.

Kara Passey

3 741 notas 

mayakern:

cute underwear is the best cure all for low self esteem

soy hermosx!

242 349 notas 

nsfwpurinsesu:

go out and kiss a tummy today

todas las panzas merecen amor

nsfwpurinsesu:

go out and kiss a tummy today

todas las panzas merecen amor

17 354 notas 

jonnoxvxrevanche:

gemmafemma:

From my Limited Edition zine You Don’t Know Me, made for Sticky Institute’s Feed The Animals 2014 (now all sold out, sorry!)

More of my zines and artwork on my Etsy store <3 <3 <3

www.gemmaflack.com

I got this zine a little while ago in Melbourne and briefly fan girled over Gemma, who is a delightful creative beautiful human. Bless a power girl.

no me conocés…pero me juzgás

48 394 notas 

Gorda, sí. Avergonzada, no. Por Kate Harding

Traducción temblorosa por Laura Contrera (con una pequeña ayuda de lxs amigxs y afines del Gorda! Zine)*

Anne Milton es más que bienvenida a llamarme gorda –lo prefiero antes que obesa, de hecho. Tengo un índice de masa corporal alrededor de 34 y uso una talla 18-20 (UK), así que he oído esos dos términos sin duda. Pero, a pesar de que el Ministerio de Salud crea que escuchar la palabra “gorda” proveniente de los médicos sería un llamado de alarma para lxs de mi talla, personalmente no me perturba en nada la palabra que empieza con “g”.

No soy toda ni cada mujer gorda, pero como co-autora de un libro sobre aceptación de la gordura deliberadamente reclamo esa palabra. La uso casualmente e imperturbablemente porque me gusta ver su significado cambiar, eventualmente, desde algo con connotaciones hostiles y humillantes hacia algo neutral (no voy a esperar sentada por su connotación positiva).  Y mientras tanto, su poder de herir, de avergonzar, de deshumanizar permanece implacable como siempre. Y, hasta donde sé, es la razón por la cual Milton piensa que los médicos deberían usarla.

“Si me miro al espejo y pienso que soy obesx, estoy menos preocupadx que si pienso que estoy gordx”, le dijo Milton a la BBC. Habiendo visto fotos de ella diría que si Milton se mira en el espejo y ve a alguien gordx u obesx, debería ir a consultar a un especialista en desórdenes dismórficos corporales, por lo que presumo que ella simplemente se figura como se sentiría si fuera una persona con un índice de masa corporal por encima de 30. Milton cree que la gordura sería más preocupante para ella -aunque sea una palabra generalmente definida como el insulto favorito de lxs comentadores online que nunca se han visto en persona, de lxs escritores de gags para los shows de premiaciones de tercera categoría y de gráciles chicas adolescentes que se sienten culpables por comerse un chocolate. Obesidad, por otra parte, es el término médico para una condición que se correlaciona con diabetes tipo 2, enfermedades coronarias, depresión, dolor de articulaciones y un grave riesgo de ver un día a tu cuerpo como ilustración en un artículo sobre todo eso enumerado más arriba. ¿Cómo puede ser la gordura percibida como un agente de preocupación más poderoso que ese?

La gordura es todavía una constante del lenguaje de la vergüenza –del bravucón en el recreo, del ex vengativo, del padre que desaprueba. Obesx es una palabra que la comunidad médica y los medios han entrelazando exitosamente con el temor a la discapacidad y a la mortalidad, pero “gordx” está entrecruzado con algo aún peor –el miedo de que, mientras permanezcas en esta tierra, todavía no reclamadx por la espantosa enfermedad ligada a la obesidad que sin duda te espera, no serás amadx. Y todo es tu culpa, gorditx.

Milton piensa que esa es la palabra que los doctores deberían usar con sus pacientes. El espectro de la enfermedad y la muerte no ha sido suficiente para convertir a las personas gordas en delgadas, así que es tiempo de sacar las armas grandes. Es hora de que lxs médicxs empiecen a usar una palabra que significa mucho más que “usted necesita estar consciente de que hay serios riesgos” – una palabra que significa, entre otras cosas, perezosx, fex, glotonx, toscx, descuidadx.

Créanme, amaría vivir en una cultura donde gordx significara simplemente “tener más tejido adiposo que el promedio”, en la cual no se implicara nada acerca del carácter de unx. Es por eso que me llamo sin vergüenza a mí misma gorda, sin importar cuanta gente insista en que tanto la palabra como mi cuerpo demandan en alguna medida vergüenza y disculpa. Pero llevará un largo tiempo antes de que la palabra gordx sea usado en un sentido neutral, por ahora sabemos exactamente lo que la mayoría de la gente quiere decir con ella: sos desagradable, sin ningún valor, no del todo humanx.   

Si la Secretaria de Salud realmente cree que este es un modo apropiado para que lxs médicxs les hablen a sus pacientes, le recomendaría que eche otro vistazo al espejo y pondere si odiosx o tontx es el adjetivo más preocupante para sus oídos.



* NT: Kate Harding maneja en esta nota el sentido corriente de la palabra vergüenza. En este zine nos hemos posicionado a favor del efecto político posible que tiene a la vergüenza como afecto público disparador de acciones y encuentros. El uso de la x es una libertad que me tomé. La nota original titulada “Fat, yes. Ashamed, no” salió en The Guardian, domingo 1°de Agosto de 2010 y está disponible en http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2010/aug/01/fat-shame-obesity-doctors

4 notas